A propósito de dos reformas

En proyectos «pequeños» como estos, es habitual que para el cliente no esté claro el papel del arquitecto para algo que pueden hacer ellos mismos.

Normalmente se trata de «limpiar», ver todas las jugadas al mismo tiempo, disponer de una serie de trucos y saber que botón apretar. Si al espacio le quito
recortes de mochetas y hay una conexión visual entre las estancias, la casa se verá amplia y ordenada. Y luego alguna carta en la manga como en este proyecto, y aprovechar el aire acondicionado empotrado en falsos techos algo más bajos para estructurar el espacio.

Algunos más «ilustrados» les hablarían de compresiones como los juegos espaciales del barroco y tal; para nosotros es una cuestión de economía.
Con poco conseguir mucho. Ahí está nuestro papel. La diferencia entre tratamiento y automedicación.

Pincha para ver el proceso:

Es una simple cuestión de organizar el soporte y sacarle el mayor partido